Peruanismos y lengua general

 

Todos los términos tratados en esta página son, según lo indica el título, peruanismos. Pero conviene esclarecer en qué sentido está aquí tomado dicho término.

Puede considerarse como peruanismo todo uso lingüístico --fonético, morfosintáctico, léxico- vigente en el Perú pero excluido del español general.

Español general -o, por antonomasia, lengua general- es el denominador común de todas las hablas hispánicas a uno y otro lado del Atlántico; representa, por tanto, la garantía de intercomunicación entre más de trescientos millones de hablantes. Siendo patrimonio y modelo de una gran comunidad lingüística, el español general no pertenece particularmente a ningún grupo o región: toda habla concreta es necesariamente un habla local.

Habla local es, pues, la manera peculiar como se realiza o practica una lengua en un lugar determinado: es igualmente habla local la de Madrid o la de Burgos, la de Lima o la del Cuzco.

Se ha superado ya la idea de que los españoles son los amos de la lengua y de que Castilla, por ser la cuna del idioma, tiene siempre la última palabra en cuanto a la legitimidad de los usos. Ya decía Unamuno:

"Un giro nacido en Castilla no tiene más razón para prevalecer que un giro nacido en Cundinamarca, o en Corrientes, o en Chihuahua, o en Vizcaya, o en Valencia. La necia y torpe política metropolitana nos hizo perder las colonias, y una no menos necia ni menos torpe conducta en cuestión de lengua y de literatura podría hacemos perder -si estas cosas se rigieran por procedimientos de escritores y literatos- la hermandad espiritual" 1

Unamuno proclamaba la necesidad que tenía la lengua castellana de "modificarse hondamente, haciéndose de veras española o hispanoamericana" 2. Propugnaba como norma el sobrecastellano, que había que fabricar "con el castellano; y si éste se nos muestra reacio, sobre él o contra él" 3. Hoy sostiene Coseriu:

"... palabras perfectamente españolas se crean no sólo en España, sino también en América, porque también en América funciona el sistema lingüístico español, y, si las palabras nuevas representan realizaciones de posibilidades del sistema, nada importa que hayan surgido en Madrid o en Montevideo" 4.

El Congreso sobre el Presente y Futuro de la Lengua Española, celebrado en Madrid en 1963, aprobó una declaración que en parte dice:

"... la unidad idiomática no es incompatible con la pluralidad de normas básicas, fonéticas y de otro tipo, que caracterizan el habla ejemplar y prestigiosa de cada ámbito hispánico" 5.

El ideal de lengua es hoy, pues, supranacional y universalizante 6 .

Desde el punto de vista del hablar concreto, la lengua general resulta sólo útil entelequia, y puede identificarse con el concepto general de lengua, entendida como abstracción estructurada o sistema de isoglosas. Sin embargo, la lengua general debe ser el medio de expresión conscientemente elegido en el caso del ensayo, de la filosofía o de la ciencia. No así de la literatura: toda auténtica creación literaria escapa a su férula, so pena de dejar de ser creación, y aun literatura. La poesía, el teatro y, sobre todo, el cuento y la novela, imponen su propio lenguaje que casi siempre incluye -consciente o intuitivamente- una buena proporción de expresiones de la correspondiente habla local. El hecho de que algunas de las más notables creaciones modernas en lengua española requieran un glosario explicativo, sólo revela -dice Rosenblat- la insuficiencia de nuestros diccionarios. Las expresiones locales no han sido nunca obstáculo para la comprensión o para el goce literario, ni tampoco han impedido el reconocimiento de la grandeza de una obra 7

El habla local, como el habla familiar, tiene fueros inalienables: subjetividad, afectividad, intimidad, emotividad, naturalidad, espontaneidad, particularidad, vivacidad. La lengua general tiene también los suyos: unidad, objetividad, universalidad. Los conceptos complementarios de lengua general y habla local, siempre conjugados en el plano concreto del lenguaje, han servido de base para formular un moderno criterio de corrección.